viernes, 2 de diciembre de 2011

ALIMENTOS QUE GENERAN ENERGÍA ESTABLE Y DESCANSO.

Los alimentos que generan energía estable y armonía son los de vibración moderada, sin altibajos energéticos. Los que nuestro cuerpo físico necesita en cada comida:

- Cereales integrales de grano entero, proteinas vegetales (legumbres, tofu, seitan) y pescado, semillas y frutos secos, verduras, frutas locales de temporada, algas, condimentos y endulzantes naturales.

El resto de los alimentos se deben tomar con menos frecuencia, 2 días a la semana es suficiente. Por supuesto hay formas de cocinar que hacen que los alimentos beneficiosos pierdan sus propiedades óptimas o nuestro cuerpo no asimile sus beneficios, como por ejemplo, al freir.

Todo debe ser cocinado de forma sensorial, atractiva,  todo lo apetecible que se desee. Puede que alguien piense que es imposible combinar estas dos necesidades humanas, pero sí se puede hacer.

El consumo regular de estos alimentos nos genera bienestar, una conexión mas honesta y verdadera con nuestras necesidades (podremos escuchar mas de cerca los mensajes del cuerpo físico, del mental y del emocional), pudiéndolos equilibrar de forma consciente y simple. Fomentando la paz interior, claridad y endorfinas, que son las que necesitamos en el día a día de nuestras vidas.

Hoy en día tenemos en España un 40% de adultos afectados con problemas de insomnio. Sabemos muy bien, que cuando no hemos tenido una buena noche de sueño reparador, el siguiente día es difícil, nos sentimos cansados, con mal humor y todo es un esfuerzo.

Necesitamos nuestras horas de sueño, para reparar, regenerar y relajar especialmente nuestro sistema nervioso. Existen muchas causas del por qué se produce el insomnio, y también muchas clases de ellos, aunque los más importantes son:

- Dificultades para conciliar el sueño (dar vueltas pensando), es el insomnio yin. Tenemos un exceso de energía en nuestra parte superior de la cabeza, ideas, pensamientos, preocupaciones del día siguiente. Tenemos que tener consciencia de ello, y ayudarnos a equilibrar nuestro exceso de energía practicando algún ejercicio durante el día, dando un paseo antes de dormir, haciendo algunas posturas de yoga o estiramientos, o dándonos masajes en las piernas, masajes de reflexología en los pies o baños de agua muy caliente/fría con una cucharada de sal marina.

- Despertarse entre las 2 y las 4 am y tener dificultad para retormar el sueño, es el insomnio yang. El problema es un exceso de energía en el hígado y vesícula biliar. Hay que relajar estos órganos. por supuessto, primero evitando toda proteína de origen animal y grasa saturada (carnes, embutidos, quesos, huevos) reduciendo el consumo de sal, condimentos saladas y de harinas horneadas.

Cada uno de ellos tiene una causa energética, por deficiencia o exceso.
Muchas veces la mujer sufre de insomnio durante la menopausia, pero no tendríamos que aceptar ese desequilibrio como algo natural. Podemos erradicar el problema si cambiamos nuestros hábitos y adoptamos una alimentación más sana y natural.

Para poder dormir con calidad, tenemos que evitar algunos hábitos nocivos de nuestra vida diaria:
  • Cenar pasadas las 21h. Las horas de descanso son para reparar el sistema nervioso, no para digerir la cena.
  • Cenar mucho, o cenar proteína animal.
  • Tomar snacks después de cenar.
  • Falta de ejercicio durante el día.
  • Consumo de bebidas alcohólicas, estimulantes (cafés, tés) o bebidas gaseosas azucaradas.
  • Trabajar hasta tarde con un ordenador, ver la televisión o jugar con un videojuego.
  • Tener ruido, luzfrío...
  • O puede que no hayamos solucionado asuntos que siguen rondando por nuestra cabeza.

Se deben adoptar estos hábitos:

- Durante todo el invierno, evitar bebidas y comidas frías. Lo que se tenga que conservar en la nevera, para tomar del tiempo, sacarlo 1 hora antes de digerirlo, aunque sea un postre lácteo, no se estropean. El frío contrae la circulación en el intestino y eso genera espasmos nerviosos imperceptibles, que puede activar impulsos de estrés al cerebro.
- Procurar desintoxicar el aparato digestivo un día a la semana, con curas de frutas como la piña, la manzana, la pulpa de aloe vera y verduras (espárragos, brócoli); recuerda que tener relajado el intestino, es tener relajada la mente y al revés.
- A partir de las 19 horas bajar el ritmo (dentro de lo posible, claro) y elegir actividades más relajantes.
- Es importante que dejemos una hora como mínimo, para poder digerir bien la cena, y después nos regalemos un momento de relax y dulzor antes de dormir con un poco de fruta cocida en compota, al vapor, al horno y alguna infusión relajante, como tila, valeriana, melisa, todas las digestivas relajan, manzanilla, boldo, aloe vera... puedes poner en tu almohada unas gotas de esencia de lavanda, esto ayuda a relajarse.
- Desconecta toda clase de aparatos eléctricos que tengas en tu habitación.
- Escucha algo de música relajante o biomúsica a partir de que decides irte a dormir, que te permita ir reduciendo el ritmo.
- Ventilar la habitación por la mañana, con 10 minutos es suficiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada